1 0

SEGUIME POR FACEBOOK !

Este mensaje solo es visible para los administradores.
Problema al mostrar las entradas de Facebook.
Haz clic para mostrar el error
Error: Problema de configuración del servidor

Un color es capaz de comunicar un estado de ánimo, de estimularnos o apagarnos. Los colores forman parte de nuestra vida diaria y siempre nos vemos más identificados con uno que con otro. Crean un ambiente determinado y reflejan tu personalidad. Por eso la psicología del color en decoración es tan importante, puede hacer que una habitación cambie por completo simplemente variando la tonalidad.

PSICOLOGÍA DEL COLOR: EL AMARILLO

Conocer a fondo las implicaciones psicológicas de cada color te ayudará a planificar el diseño de tu casa de una manera más reflexiva, menos impulsiva o basada tan solo en gustos personales. Estos últimos son importantes, pero a la vez limitan extraordinariamente las posibilidades cromáticas de tu casa.

La gama cromática del amarillo desde los tonos brillantes hasta los más suaves transmiten energía y vitalidad. Y en cuanto a supersticiones hay dos creencias. Para unos es un color que trae mala suerte, y por esa razón su uso está vetado en algunos lugares y para algunas profesiones, para otros es un color que atrae el dinero…

Es el color más luminoso, lo que hace que sea el principal foco de atracción dentro de un cuadro estético completo, y por eso es muy utilizado en publicidad.

Es uno de los preferidos por los niños, y su uso es muy adecuado en sus habitaciones, ya que puede actuar como estímulo para desarrollar sus capacidades. Son acogedores y alegres, los tonos más intensos favorecen un mejor funcionamiento del cerebro, sugiere inteligencia, conocimiento y sabiduría

El amarillo simboliza al sol, el oro y la luz. Tiene diferentes significados dependiendo de las cultura: en China es un tono asociado a la nobleza, en la India es sagrado, símbolo del vendedor. En Tailandia, por ejemplo, el símbolo nacional es la flor amarilla “cassia fistula”. En Francia simboliza a los celos. En Egipto el amarillo es el color de luto. Para los Griegos significa tristeza. En diferentes países de Europa puede significar alegría, felicidad, alerta de peligro, entre otras cosas…

El amarillo es un color generalmente positivo, especialmente en su variante más viva, ya que es el color del sol y por tanto estimula a la acción. Como cualidades positivas representa la fuerza, el dominio, el poder, la creatividad y la inteligencia. Es tónico pero no excitante, aunque en su versión más chillona puede resultar demasiado estimulante y causar irritación o cansancio psicológico.

En Feng Shui, favorece el desarrollo de la economía familiar y la administración del hogar (es el color del oro) y es ideal para personas con problemas óseos y musculares, ya que fortalece el cuerpo.

El amarillo queda bien combinado con marrones, verdes, azules, grises medios u oscuros e incluso con el negro.

En tonos mostaza para los meses fríos, combina muy bien con blancos o arenas si queremos dar un ambiente de calidez y tranquilidad y en su versión dorada si queremos darle un toque de sofisticación.

En su variante más pastel puede resultar un tanto tradicional asociado a la vejez y la enfermedad. Al igual que el color blanco o el gris claro, el amarillo es un gran aliado para llenar de luz cualquier habitación por oscura que sea.

Es adecuado para salones, entradas, pasillos y comedores, optando por sillas, cuadros o almohadones. Siempre tratando de no saturar para que no nos termine cansando. Basta con un par de detalles decorativos o algún mueble de color amarillo para que cualquier rincón se convierta en un lugar alegre y vital.

Si bien es menos habitual verlo en baños o cocinas, el amarillo es un color que abre el apetito, por eso es una tonalidad excelente para la pared de la cocina y muebles.

En su variante más viva conviene utilizarlo en complementos y pequeños toques pues de otro modo podría cansar a la vista; si utilizamos en cambio los que tienen un tono más ocre podrá utilizarse en paredes.

En dormitorios es necesario crear una atmósfera acogedora y confortable. Aunque es una estancia destinada al descanso y el relax, podés añadir pequeños toques de amarillo en la ropa de cama, sillones o mantas.

Al tratarse de una tonalidad vibrante, el objetivo es conseguir una decoración en amarillo equilibrada y armoniosa. Es importante graduar bien la intensidad y el contraste para no crear un ambiente cargado y estridente.

Foto Portada: amanda-vick Fotos: Pinterest

MiRá MáS PoStS QuE Te VaN a InTeReSaR

Happy
Happy
1
Sad
Sad
0
Excited
Excited
0
Sleepy
Sleepy
0
Angry
Angry
0
Surprise
Surprise
0
Previous post Los ARCOS, su evolución e IDEAS para Interiores, Muebles y Accesorios
Next post Estas VENTANAS nos encantan! BAY o BOW WINDOWS. IDEAS de CORTINAS y DECO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × uno =

Perfiles en Redes Sociales
Cerrar